Saltar al contenido

Dónde hacer raquetas de nieve en Huesca

octubre 11, 2020

Hacer raquetas de nieve en Huesca es una tradición. Existen algunas zonas de los Pirineos de Huesca para practicar raquetas mientras disfrutas del paisaje y naturaleza. Estos son los destinos mas conocidos.

Circuito de Gabardito

raquetas de nieve en gabardito
Raquetas de nieve en Gabardito.

Ubicado en el Valle de Hecho, el Circuito de Gabardito, es una de las zonas más conocidas para hacer raquetas de nieve en la provincia de Huesca.

Una zona ideal donde iniciarse a practicar raquetas de nieve e ir con la familia y amigos. En el comienzo del recorrido, justo en el Refugio de Gabardito se pueden alquilar raquetas de nieve, bastones y otros materiales. El recorrido son 3 kilómetros de pura diversión, donde los niños podrán hacer raquetas de nieve sin ningún problema.

El único inconveniente es que no está señalizado el recorrido, pero tampoco es un problema. Antes de comenzar no dudes en preguntar en el Refugio para que te expliquen todo lo que necesitas saber de la ruta.

Valle de Pineta

raquetas de nieve en el valle de pineta
Raquetas de nieve en el Valle de Pineta.

En el interior del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Valle de Pineta, es un lugar muy espectacular por sus vistas cuando la nieve se apodera de la zona.

Debido a la peligrosidad de las zonas montañosas, os aconsejamos que preguntéis en el Refugio de Pineta tanto por los materiales como por guías y mapas para realizar la actividad. Si eres un experto de las raquetas de nieve, podrás elegir entre dos rutas disponibles: la ruta de Espierba y la ruta de Larri.

Sin ninguna duda un lugar muy completo ya que cuenta con 20 kilómetros de numerosos circuitos de fondo con distintos niveles de dificultad. Desde el circuito mas sencillo de la Felquera como el más complejo de Mañaneto.

Llanos del Hospital

raquetas de nieve en llanos del hospital
Raquetas de nieve en Llanos del Hospital.

Ubicado en la Ribagorza, Llanos del Hospital, una zona donde en invierno todo se convierte en una pista para múltiples deportes de nieve.

El recorrido cuenta con una distancia de 5 kilómetros, que une la zona del Pllan del Hospital con el Valle de Arán. Una de las rutas más espléndidas tanto por las vistas como por la experiencia. La aventura termina a más de 2000 metros de altura en el Forau de Aigualluts.